CLICK ESCUCHAR X RADIO SUAVE

viernes, 1 de mayo de 2015

PUEBLOS DE LA LINEA MUEREN DE SED A PESAR DE INVERSION EN ACUEDUCTOS



Santiago Rodríguez.-La inversión de doce mil millones de pesos en el acueducto múltiple en la Línea Noroeste y la presa de Monción no han logrado suplir la demanda de agua potable en las población de sus cuatro provincias.
El acueducto de la Línea Noroeste tenía previsto beneficiar las provincias de Montecristi, Valverde, Santiago Rodríguez y Dajabón, pero la reducción del caudal de los ríos, unido a la sequía que afecta al país han agudizado la precariedad en el servicio del preciado líquido.

Con el aumento de las temperaturas, que ha llegado a situarse en esta semana hasta en 36 grados en esta zona, de esa misma manera persisten las quejas por agua, ya que para esta época del año la demanda es mayor.

En el municipio de Monción, a pesar de contar con un embalse construido durante la gestión del presidente Hipólito Mejía, en la mayoría de los sectores  apenas reciben agua potable cada quince días. La inversión en la presa fue de RD$3, 612, 000,000.00 y  se tenía contemplado como hidroeléctrica generar 160 megavatios de energía, pero los problemas de sequía impiden ponerlo a su capacidad.

El embalse puede almacenar hasta 280 centímetros, pero actualmente está en 248, según informan trabajadores de dicha presa. La sequía es tal, que en algunos puntos del embalse está completamente seco y se ha convertido en el habitad  para algunos chivos.

Durante la inauguración de la presa de Monción también dejaron en funcionamiento el acueducto Arroyo Blanco-El Guanal y la  fase de construcción el acueducto de Sabaneta. Aunque la ejecución de estos proyectos buscaba solucionar la falta de agua y de salud en la provincia, ni Monción ni Santiago Rodríguez pueden preciarse de contar con agua permanente.   
                                                                                                                 “Aquí tenemos que utilizar agua de botellones que traen desde Santiago, porque apenas nos dan un día de cada quincena del acueducto que conecta a la presa de Monción”, expresó Hilario Reyes.             
                                                                                          En este municipio el problema obedece a que el agua les llega por bombeo, mientras que los pueblos que si son beneficiados por el líquido les llega por gravedad. La presa es alimentada por los ríos Mao y Magua, pero en sus cuencas, se observan desmontes de árboles, lo que mueve a preocupación de ecologistas.

 “En mi comunidad Los Rincones, el Indrhi tuvo que construirnos un pequeño acueducto que permite llevarnos el agua por gravedad para algunas familias que vivimos en esas zonas de la cordillera central”, expuso Faustino Peralta Gómez.

Sin embargo, el periodista Raymundo Infante, residente en Santiago Rodríguez, denunció que al no ser conectados al acueducto múltiple de la Línea Noroeste, el agua llega contaminada.  Lo que hicieron fue conectarse al río Yaguajay y para la prensa durante la inauguración dijeron una cosa que no es verdad”, refiere Infante, al hablar con reporteros de El Caribe.

En Sabaneta la situación es similar, y apenas reciben el líquido una vez a la semana. Solo en Villa Los Almácigos se recibe agua con regularidad. La obra tenía previsto beneficiar a los 63 mil habitantes del centro del municipio, pero apenas algunos reciben el líquido.   
Grandes inversiones 

En junio del 2007, el presidente Leonel Fernández inauguró el acueducto múltiple de la Línea Noroeste construido a un costo de 8 mil 300 millones de pesos a través del Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (INAPA).

En tanto que en septiembre del 2011, el entonces presidente Leonel Fernández dejó inaugurado el Acueducto Múltiple de Santiago Rodríguez y otros sistemas de suministro de agua potable en Montecristi, obras construidas con una inversión global de RD $387 millones por el Instituto Nacional de Agua Potable. Para construir la obra se hizo necesario a acudir a un préstamo concedido por el Banco Nacional de Desarrollo de Brasil. Adicionalmente destinaron 500 millones de pesos  para extender el acueducto a comunidades que inicialmente no estaban incluidas.

A pesar de estas inversiones, resulta que en la actualidad, son esas mismas comunidades de Montecristi y Dajabón las que se quejan y protestan constantemente por la falta de agua. La pasada semana, organizaciones sociales, estudiantes, profesores protestaron con una caminata para demandar del gobierno la terminación de la planta de tratamiento del acueducto del municipio de Partido. Además de agua reclaman cloaca.        
                                              
Efectos para la agricultura

Con los problemas para suplir a los canales de riego, a causa de la sequía, la junta de regantes de comunidades como Mao, Castañuela, Palo Verde y Montecristi se quejan de las dificultades por la que atraviesan. El pasto está seco y les dificulta alimentar el ganado.
- FUENTE:HABLANDOCLARO.NET

VISTO EN musitodo.blogspot.com

0 comentarios :

Publicar un comentario